Aprendiendo a domar las arcillas poliméricas-Lección 1: Básico

Bueno, pues después de un año recopilando tutoriales y haciéndome con materiales y herramientas, llegó la hora de pasar a la acción. Mi amiga Miriam y yo nos hemos propuesto encontrar un hueco en nuestras estresantes vidas para ir practicando cada semana con las arcillas poliméricas y así pasar un rato juntas haciendo manualidades.
Antes de nada debo decir que somos autodidáctas, así que en estas crónicas iremos planteando las dificultades que hemos ido encontrando a ver si alguien profesional nos puede echar un cable, jeje.
Está sesión corresponde a nuestra primera toma de contacto, así que empezamos por las murriñas básicas. ¿Qué es una murriña? Es un trozo ya acondicionado de arcilla polimérica que presenta algún motivo, y está dispuesto de tal forma que con cada corte de la misma se obtiene el mismo dibujo. En inglés las llaman "canes" porque parecen bastones, aunque ya iremos viendo que la forma, además de cilindríca, puede ser muy variada: las hay cuadradas, rectangulares, triangulares, asimétricas..¡pero no adelantemos acontecimientos!
Lo primero es acondicionar la arcilla polimérica (nosotras hemos usado FIMO Soft, porque es la marca que mejor se encuentra en España). Los bloques de FIMO (bueno, en realidad de cualquier marca)son duros y hace falta "calentarlos" para poder modelar bien con ellos. Para eso, se hace presión con las manos sobre la pastilla o se pasa un rodillo por encima o bien se pasa unas cuantas veces a través de la laminadora (máquina de pasta). A esta acción es a la que se llama acondicionar, y una vez realizada, estaremos en condiciones para empezar a trabajar.
Y bueno, aquí ya surgió la primera sorpresa. FIMO Soft mancha, así que tened toallitas de bebé a mano para limpiaros antes de pasar de una pastilla oscura a una clarita y evitar así que se os manche. Aprendimos la lección para la siguiente quedada.
También es importante la superficie de trabajo. Debe ser un sitio liso y limpio. Nosotras no tenemos planchas de metacrilato (aún) así que hemos optado por una solución más barata: manteles individuales de plástico, de esos que regalan como propaganda o que pueden adquirirse en los chinos por 0'60€. Funcionan muy bien porque el FIMO es un poco pegajoso y al ser los mantelitos finos puede despegarse con facilidad.
Bueno, al turrón. El tutorial de la murriña en forma de espiral podéis encontrarlo en cualquier libro sobre arcilla polimérica, pero os pongo aquí un vídeo, que siempre es más ilustrativo (está en inglés, pero no hace falta saber lo que dice para entender cómo se hace):


No hace falta introducir un cilindro como hace la chica del vídeo, puede enrollarse directamente (así lo hicimos nosotras). Atención al truco de ir girando la arcilla para no deformar el motivo. Nosotras hemos aprendido que al hacer los cortes con una cuchilla rígida, la parte inferior se aplana. No ocurre usando una cuchilla flexible.
Y bueno, he aquí la sesión fotográfica:

Nada más enrollar las láminas de fimo:


Una vez reducida la murriña:


Hicimos una murriña cuadrada a partir de la anterior usando una técnica descrita en el libro de Donna Kato (siento la mala calidad de las fotos):



De izquierda a derecha: mi murriña, la murriña de mi hermana Celia y la murriña de Miriam:
Murriñas cuadradas (1ª Sesión)

Nueva evolución de la murriña espiral, empleando un vídeo-tutorial del que ya hablé hace unos meses:


Y este fue mi resultado en la que ha sido nuestra primera sesión con arcillas poliméricas:
Murriñas (1ª Sesión)

Resultado de la 1ª Sesión

A las serpientes les pinté los ojos con rotulador permanente tras cocerlas. Ya os enseñaré el resultado final.
Y todo esto, al horno:


La cocción no resultó tan fácil cómo parecía en un principio. De hecho a día de hoy sigue siendo un problema... Ya os iré contando en una entrada concreta, el "arte de la ténica del horno", jijiji.
¡Nos vemos pronto!

7 comentarios:

Thanos_Malkav dijo...

Muy bueno el tutorial: sencillo y directo para los que no tenemos ni idea (hasta he visto el vídeo para enterarme de como se hacen las murriñas :P).

Y en cuanto a los resultados, me encanta la combinación que has hecho de colores negro y verde :)

Miriam dijo...

Yuhu!!!
Es divertido esto de las arcillas poliméricas. Tengo curiosidad por el arte de la técnica del horno xD
Creo que me haré más pendientes de sobras ^_^

Adorna-T dijo...

Hola! Me has sacado de dudas con algunas cosillas, pero... de donde saco una cuchilla flexible¿?

Un saludito, Bea ^^

Acuática dijo...

Adorna-T: por lo general puedes encontrar cuchillas flexibles en cualquier tienda de manualidades en la que vendan FIMO. Yo las mías las compré en MYBA en un set en el que venían 3: una rígida, otra flexible y otra ondulada. Por cierto, haces cosas súper monas con el fieltro ^_^
Un saludo :)

Adorna-T dijo...

Hola guapa!! Gracias por tu respuesta. Es que estoy empezando con esto del fimo para innovar y cuando hice mi primera murrina me desmoralicé un montón, porque al cortarla se me deformaba enterita... En fin, cuando haga el proximo pedido a MYBA las cuchillitas entrarán en el pack ^^

Un beso y gracias!

Acuática dijo...

Hola
Con las cuchillas también se deforma un poco la murriña. Un truco para que esto no pase consiste en meter media hora antes la murriña en el congelador. Se queda muy durita y al cortarla no se deforma nada de nada.
Yo también soy novata, pero oye, con la práctica iremos mejorando.
Un beso!

lacomae dijo...

Holaaaaaaaaaaaa, soy nueva en esto del fimo, en invierno he estado haciendo cositas en fieltro, y ahora me he pasado a probar con el fimo,internet es maravilloso,jejeje. He leido este blog y he decidido hacerme seguidora. Una idea para cortas las muriñas, aunke todavia no la he puesto en practica pk las compre ayer, podemos usar las hojas de las cuchillas de afeitar, son muy finitas y cortan muchisimo por los dos lados, asi k tened cuidado y ponerle una base por ejempl de fimo en un lado de la hoja para evitar los cortes. Tambien me compre un minitaladro para lijar y pulir pero tengo k probarlo aun, ya os contare